sábado, 18 de enero de 2014

Steinitz, "anecdotas".


Steinitz estaba tan convencido de su capacidad que, en cierta ocasión, ante un grupo de admiradores, se permitió lanzar esta frase: «Si me da peón y salida, ni Dios me gana.» 

 En otra ocasión se le preguntó si esperaba triunfar en un torneo de maestros próximo a empezar. «Tengo una ventaja sobre el resto de participantes, pues soy el único que no tendrá que enfrentarse a Steinitz», contestó. 

Este extraordinario campeón fue víctima de su astucia con un infeliz que se empeñaba en jugar al ajedrez y que acudía diariamente a la cafetería donde se reunían varios maestros, y jugaba una partida con Steinitz apostando medio soberano, que inevitablemente perdía. Los amigos del maestro le aconsejaron que no matara esta gallina de los huevos de oro y que se dejara ganar alguna vez para que la víctima no se desanimara. Steinitz escuchó el consejo y a la tarde siguiente se dejó ganar; pero cuando, ceremoniosamente, entregó su medio soberano al aficionado, éste no pudo contener su júbilo y se marchó gritando: «¡Al fin, al fin! ¡Ya he logrado mi sueño dorado de ganarle a un campeón!:. Y, desde entonces, ya no volvió más por la cafetería.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

gracias por tus palabras y comentarios, el intercambio de ideas nos enriquece a todos

Peones: PARTIDA N. 61

El centro bloqueado Games [Event "URS-World"] [Site "London"] [Date "1984.??.??"] [Round "...